Las hijas de la libertad y las hijas del despotismo

31 Aug Las hijas de la libertad y las hijas del despotismo

Todos_se_van

Por Frank Rodríguez

En los albores de la Revolución Americana surgió un grupo llamado The Sons of Liberty quienes idearon la protesta conocida como la Fiesta del Té. La frase “hijos de la libertad” implica que la madre de la revolución era la Libertad, algo que todos llevamos en el alma aunque no la conozcamos, como decía José Martí. En aquella época las damas no combatían directamente pero sí fueron famosas como Betsy Ross, la dama a la cual George Washington pidió que cosiera la primera bandera de la Unión en Filadelfia en 1776. Con el paso del tiempo la mujer ha ido ganándose su lugar igualitario en el mundo occidental. Aunque la izquierda internacional desea llevarse el crédito de cualquier avance femenino hay una escritora en Cuba, Wendy Guerra, autora de Todos se van, que nos habla del machismo-leninismo. Apunta Wendy que fuera de Haydée Santamaría (hermana del revolucionario Abel Santamaría) y de Celia Sánchez (amante de Fidel Castro) hay pocas mujeres en la cúpula del poder. Saltan a la vista Vilma Espín, esposa de Raúl Castro y Mariela Castro Espín. Nepotismo por doquier: esposa del despotismo; hija del despotismo.

Ahora deseo hablarles de dos mujeres, una que fue y otra que es hija de la libertad de Cuba. Tere Zubizarreta, cofundadora de Facts About Cuban Exiles, creó la más exitosa agencia de publicidad dedicada al mercado hispano en EE.UU. Zubi Advertising; esto sin nunca cesar ni cejar en sus esfuerzos por lograr la libertad de Cuba. La otra dama lo es Remedio Díaz de Oliver, cofundadora de All American Containers y coganadora del Premio a la Excelencia 2016 otorgado por F.A.C.E. Esta dama es también el alma femenina del Cuba Democracy Political Action Committee, de los PAC más activos contra el comunismo en Cuba. Damas que fácilmente pudieran haberse centrado en disfrutar el fruto de su árdua labor mercantil y que sin embargo merecen el honorífico título de “Hijas de la Libertad”. Mientras “nadie escuchaba” ellas trabajaban de día por sus familias y de noche por Cuba.

Hoy, cuando el caballero Guillermo Fariñas continúa su huelga de hambre y sed en Cuba sólo pidiendo que no se les pegue más a las Damas de Blanco, dignas Hijas de la Libertad, es momento de desenmascarar al castrismo, en cuya cúpula no hay mujeres, y donde escasea el afrocubano, otro mítico “logro” de la Revolución Roja, que sangre y sufrimiento ha llevado literalmente a medio mundo.

Abajo el machismo-leninismo.

Modesto Arocha
marocha@alexlib.com
No Comments

Post A Comment

Please note, the views which are expressed in the comments areas are not our views, nor the views of any of our staff or our related entities. We accept no liability in respect of any material posted in the comments areas, nor are we responsible for the content and accuracy of that material. We retain the right and discretion (but not the obligation) to edit, delete, reject or remove any comment which you post or seek to post in the comments areas.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com